domingo, 7 de marzo de 2010

Goyo en Reading

Ahora mismo Goyo ya estará disfrutando del encanto de Brighton. Una semana después de su llegada muchas cosas han pasado: encuentros de viejos y nuevos amigos (entre ellos Fer, amigo mío del colegio mayor), siete días de sol y 500 de verano, cenar acompañado, pintas en Brick Lane y Old Street, cafés en Notting Hill...








Pero todo lo bueno se acaba, vuelta a la sostenibilidad urbana...


2 comentarios:

  1. ¿Buen tiempo por ahí? Venga, hombre... :)

    ResponderEliminar
  2. Sol, pero un frío de pelotas. Pies congelados y manos cortadas.

    ResponderEliminar